Polina Ivanova: la soñadora

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Polina Ivanova: la soñadora.

PolinaIvanova_F_2

Dibujaba mis propios sueños. ¿Viste que hay gente que se acuerda de lo que soñó y gente que no? ¿O que se olvida a los cinco minutos? Yo tengo la facilidad de recordarlo durante bastante tiempo. Cuando era chica, era divertido dibujar esos sueños, que siempre son una cosa medio freak. Me acuerdo de uno: yo estaba en un parque temático mezclado con selva y había tiburones que hablaban. Debía tener siete u ocho años. Lo dibujé con marcadores, con colores muy latinoamericanos, aunque todavía no había venido a la Argentina.

Nací en Kirguistán, un país de la ex Unión Soviética hace 27 años. Cuando tenía 11, mis padres quisieron cambiar de lugar y nos mudamos a Buenos Aires. Llegamos sin saber absolutamente nada del idioma. Hablábamos con gestos. Durante una semana comí todo sin sal, porque no sabía ni esa palabra. No era gracioso, te juro que lloraba. ¡Mamá, quiero comer! Fuimos a una pizzería –las únicas palabras universales son “pizza” y “Coca Cola”– y nos la sirvieron fría. No sabíamos cómo pedir que la calentaran.

De adolescente dibujaba muchos payasos. Me aburría en clases y garateaba en los cuadernos del colegio. Eran unos payasos medio diabólicos. Cuando uno es adolescente y quiere llamar la atención hace ese tipo de cosas. Después empecé a dibujar retratos más realistas. Y cuando empecé a estudiar en talleres, aprendí a dibujar el cuerpo humano. Si aprendés a dibujar el cuerpo humano, podés dibujar cualquier cosa y a partir de ahí, sí, usar tu imaginación para lo que quieras.

PolinaIvanova_F_1

Me dedico a la publicidad. Trabajo en una agencia digital. Estudié marketing porque mis padres no querían que estudiara arte. Pensaban que me iba a morir de hambre. Hay un estereotipo del artista como una persona pobre, sufrida. Es como que al público le gusta esa idea. Es como con los cantantes de rock, es más divertido cuando se drogan, no cuando son católicos y leen la Biblia. A la gente le gustan los clichés.

¡Hola! Soy artista y quiero exponer. Básicamente eso decían los mails que mandé a las galerías cuando decidí que quería mostrar mi trabajo. Primero, saqué fotos a mis obras y armé mi página web. Hice una base de datos con todas las galerías que me parecían interesantes y les empecé a mandar mails. De a poco vas investigando, vas conociendo el ambiente.

Mi estilo tiene muchas cosas del surrealismo. También del figurativismo, porque dibujo bastante figura humana, y algo del tribalismo. En realidad, los tribales vienen del mundo del tatuaje, pero yo los uso mucho. Algo de cubismo también hay en mis dibujos. Voy experimentando. Tengo épocas en las que me inclino más por uno o más por otro, pero nunca me iría al híper realismo, por ejemplo.

PolinaIvanova_F_3

Trato de dibujar todos los días. Aunque sea una hora o media. Trabajo de 10 a 19 en la agencia y al resto lo divido entre arte, amigos y familia. Siempre tenés que tomar decisiones: o salís de joda o te quedás en tu casa dibujando. Elegís. Y así todos los días. Siempre tenés que hacer un balance entre vida personal, familia, amores, trabajo y arte. Lo ideal sería dibujar seis horas por día, claro, pero para hacer eso, ¿debería dejar de dormir?

✱ Maquilló Agus Castaños.

Mica colace

Fotos. Mica Colace.

Ale caso

Dirección de arte. Ale Caso.

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nueve + dieciocho =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>