Pani Trotta: “El arte lo-cura”

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Pani Trotta: “El arte lo-cura”

panitrotta

A Eliana Trotta, alias “Pani”,  le apasionó la idea de tener un lugar donde agasajar y recibir a la gente para que coman rico desde chica. Su relación con el mundo de la gastronomía empezó desde su casa; haciendo tortas y vendiéndolas. Estudió publicidad en la UADE y pastelería en el  IAG y  se fue a París a continuar con esta pasión. A su vuelta su sueño se hizo realidad: abrió la primera sucursal de  “Pani” en Palermo. Actualmente son dos más los espacios donde la gente puede disfrutar del estilo único que propone Pani, en Recoleta y en Pacífico. Esta joven emprendedora nos trajo a Buenos Aires el estilo Shabby Chic y el Teanner. Hoy, te lo cuenta en el ping-pong pero te recomendamos que no dejes de pasar por uno de sus lugar para descubrirlo en vivo y en directo.

DA-1

El arte en cinco palabras.
 El arte locura, lo-cura.

DA-1

 

¿Tenés alguna obra en tu casa?
Tengo cuadros míos. Es en el único lugar que no me da vergüenza mostrarlos (se ríe). En los locales tengo algunas obras mías, pero están camufladas con timidez entre otras cosas de decoración. Soy un poco tímida de mostrar lo que hago. En casa tengo cuadros de una artista amiga de la familia que se llama Blanca Medda. Ahora estoy pensando en graffitear una pared del living con algo muy callejero.

DA-1

 

¿Color preferido?
Rosa. Así de pegajosa y niña soy (se ríe).

DA-1

 

¿Tenés algún artista en la familia? ¿Algo que te enseñó?
Mi papá es actor. En realidad todos somos artistas, todas las personas tenemos arte en nuestro día. En lo que hacemos, en cómo vestimos, en cómo salimos a enfrentar el día; con sonrisa, con seriedad, con tristeza. Cada día cada uno pinta su cuadro, su día. En mi casa me enseñaron que el arte no se completaría sin la mirada del observador. Para que sea arte completo alguien tiene que mostrar su obra pero otro tiene que observarla.

DA-1

 

¿Un momento de inspiración?
Durante una meditación. En medio de la calle. La inspiración es lo más imprevisto que hay.

DA-1

 

¿La última muestra que fuiste a ver o la que más te impacto?
Hace una semana tuve un cumpleaños en la casa de un amigo. De regalo, un amigo de él le pintó en vivo un mandala en la pared de su living. Lo hizo en dos horas. Fue algo mágico. Le regaló para su cumpleaños una obra de arte fantástica e invaluable. Y la pintó ahí, a la vista de todos. Fue mágico presenciar el momento. Ese momento para mi, supera cualquier muestra que haya visto.

DA-1

 

¿Artistas preferidos?
¡Uy! Frida Kahlo. Ahora me gusta mucho lo que hace Tupac. De acá, Claudio Roncoli.

DA-1

 

 Trajiste el estilo “Shabby Chic” a Bs. As e inventaste el “Teanner”. ¿Cuál fue la inspiración en ambos?
Mis momentos. Cuando traje el Shabby Chic estaba viviendo una etapa romántica de mi vida, una etapa naif. Me inspiré en mi momento y en mi vida. Cuando abrí Pani plasmé eso, una síntesis de mis 26 años. El teanner surgió porque en mis viajes me llama la atención los horarios en los que se come de noche y cuánto se come. Salado, dulce, se toma té y cerveza, todo en una misma mesa y en un mismo momento, un cambalache total.  Pensé: si existe el brunch (breakfast + lunch) por qué no el Teanner (tea + dinner). No podía creer que no existiera (se ríe). Empecé a investigar y no, no existía la palabra. La idea  me surgió en una cena familiar de Navidad. Ahora la gente va a Pani a la tarde y le gusta probar un poco de cada cosa.

DA-1

 

Sos la creadora de la cadena de restaurantes Pani. ¿Qué te inspiró? ¿Cuál es el arte de Pani?
Me llamo Eliana y me dicen Pani desde chiquita. Siempre tuve incorporada la idea de agasajar y de tener un lugar donde recibir gente, que se sientan cómodos y que se coma rico. Todo el menú de Pani lo armo según mis antojos. Es todo bastante caprichoso. Como marca nació hace seis años cuando arranqué vendiendo tortas desde mi casa. No sabía que Pani iba a ser “Pani”. Y es todo lo que soy yo. Mi mayor inspiración son mis experiencias de vida. El arte de Pani es totalmente ecléctico. Me gusta el cachivacherío, la mezcla en todo. Desde la deco, dónde tengo detalles súper “amorosos y dulces” y baños todos graffiteados, hasta  la comida que combina cosas re argentas con la abundancia italiana.

DA-1

 

¿Alguna actividad que hagas relacionada con el arte plástico?
Pinto. Lo uso como terapia en mis momentos libres. Y me hace bien, me conecta con mi momento.

DA-1

 

¿En qué momento de la historia del arte plástico hubieras nacido?

Pop art 100%. Amo lo popular.

DA-1

 

¿Qué mata tu creatividad?
A veces la realidad mata un poco la creatividad a los que nos gusta volar. La realidad te baja. Por suerte son muchas más las veces que me permito volar sin mirar mucho la realidad.

DA-1

 

¿Tu musa inspiradora?
Mi abuela Sara y mi mamá Nora.

 

DA-1

 

¿Algo más que nos quieras contar?
Mis frases de vida, a ver si alientan: “Si vas a hacer ruido que sea con muchas nueces”; “Ante la duda cara de culo”; “Sin alas no me subo”; “Prefiero los 100 pájaros volando que uno en mano”.

DA-1

 

¿Una canción que te inspire?

Ho Hey, The Lumineers.

 La foto pertenece a Quino Oneto Gaona.

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Comentarios (1)

  1. Lucila dice:

    El té cena existe, deriva del high tea que es más viejo que la escarapela, literalmente. es un té más pesado, que se come entre el té y la cena, con tanto salado como dulce. No es el típico delicado con masitas y sandwiches afternoon tea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × cinco =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>