Zoe di Rienzo y ese “coso” llamado arte

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Zoe di Rienzo y ese “coso” llamado arte

¿Cómo es tu coso?”, me pregunta Zoe. Y así empezó la charla, que bien se podría definir como artística-filosófica-inspiradora.

Fue a través de Federico Manuel Peralta Ramos, artista representante del dadaísmo y de vanguardia de los años sesenta, que Zoe Di Rienzo dio con el “coso”.

En 1970 este artista argentino grabó un disco con los temas “Soy un pedazo de atmósfera” y “Tengo un algo adentro que se llama coso”. A ese coso lo definía como un elemento indivisible, inaudible, intangible, que todos tenemos adentro. Podríamos imaginarnos que hablaba de nuestra alma, o de algo que habita dentro de nosotros.

Todo arrancó con una performance. En la muestra Oasis, de Ivana Vollaro en ArteBa 2016, Zoe se paraba en una alfombra que decía que “sólo consiguen un oasis aquellos que se bancan un desierto”. Ahí, interactuaba con la gente y según cuenta: “con cada grupo de personas el coso iba cambiando de color, de forma…porque uno va cambiando hasta cuando se vincula con el otro”.

Así fue como la artista cordobesa empezó a querer indagar en su propio coso: “lo que quise, fue tratar de hacer material esta situación interna. Como esta muestra me llevó un año, me interesó en el transcurso de esos meses, ir materializando la flexibilidad y la transformación del coso a través de la vida”.

¿Por qué elegiste materializarlo primero a través de la cabeza?

En algún lado lo tenía que poner. Me hice peinados con todas las posibilidades de cosos que tenía en ese momento e invité a Julián Dorreguer y Nicolás Dominguez Nasif a que hablemos sobre esto. Hicimos una performance donde tratamos de darle un marco teórico-legal-espiritual al tema. Terminamos diciendo que “el coso” era el Big Bang. Nos dimos cuenta que es la explosión, la expansión, la génesis, tal vez de la propia vida”.

¿Cuál es la obra que más alegría te causó?

“La de los trofeos. Por esta sensación de que no hay que ganarle a nada más que a uno mismo. Hay que vencer todas esas trabas que nos estamos imponiendo. La obra habla abierta y desfachatadamente del “yo lo logré”. Cuando era muy joven y hacía algo bueno me compraba un trofeo y  me lo auto-entregaba. Me parece que algo de eso quedó y ahora está en esta muestra. Es una conquista personal, desde lo lúdico”.

Y la que más dificultad te trajo…

“Esta pared de dibujos. Era una energía que tenía adentro y que estaba poniendo en otro lugar de la vida…pero el lugar era acá. Así que fue hacer un cambio de energía y poner ese temperamento, ese caballo semi-domesticado y grasil, en estos dibujos”.

para nota

¿Qué dirías que podes hacer con tu coso?

“Miles de cosas…atravesar un oasis. Diría que es eso: con el coso uno atraviesa el desierto y goza del oasis”.

Autor: Mora
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

12 − 11 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>