Max Gómez Canle: con los pies en la tierra

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Max Gómez Canle: con los pies en la tierra.

max gomez canle retrato

No nací Max. Me fui armando con los años. El trabajo de artista tiene mucho de pensarse a uno mismo y de tener una perspectiva sobre uno mismo. Max es ese que yo veo desde afuera, con el que yo trabajo.

A los 19 años me di cuenta que quería ser artista. Descubrir la pintura fue una experiencia fuerte que se dio de manera paulatina. Probé trabajar un tiempo en una agencia de publicidad, o sea, agoté las opciones que había dentro de lo que la sociedad necesita y dentro del campo dónde yo sentía una pulsión vocacional. Pero me fui corriendo cada vez más al costado. Una vez que llegué al costado extremo estaba el arte. Ese lugar que no termina, que es infinito.

Hice la clásica carrera en el Pueyrredón, un ámbito donde te encontrabas por primera vez con otros que estaban en la misma. Eso fue lo que más me ayudó y formó: conocer a mis amigos y compañeros.

max gomez canle nubes

Cada artista forma su propia manera de hacer con distintos mecanismos y sistemas que terminan en un resultado visual propio. Cada uno es una planta completamente distinta de los demás pero compatible al mismo tiempo. Hoy conviven posibilidades muy nuevas con las más viejas. La idea de qué es arte se fue ampliando.

Buceo dentro de la pintura. La imagen resultante tiene cierta firma, lo reconocible. No sé si lo llamaría estilo pero muchas de mis obras sí se pueden reconocer como mías.

Sobre mí, no me importa lo que digan. Sobre mi obra, me importa y me sirve mucho. Claramente uno se forma por pulsiones interiores y presiones exteriores. Según de quién vengan, las filtro de una manera o de otra pero trato de tomar todo y pensarlo. Siempre puede haber algo en esa otra mirada que a uno le sirva.

No necesariamente la masividad es buena y necesaria para las artes. Por ejemplo, en general las buenas literaturas no son los best sellers. Lo mismo pasa con el arte. La masividad no define nada que me importe mucho y de los críticos no sólo me importa quién es sino qué diga. Uno siempre tiene esa necesidad de que guste lo que hace.

No sé qué no es arte. Eso claramente no lo sé. El arte para mi es una actividad que funciona como un vehículo para ir más allá en la comprensión del mundo y de las relaciones. A veces sirve a uno como artista y también a otros que participan como lectores de una obra. Es una propuesta que va más allá de la comprensión de lo que nos pasa.

Tengo miedo de morir. También me da miedo pasar por la vida livianamente. Me da miedo vivir la vida zafando.

Estoy en el medio de mi vida, en un momento que disfruto mucho. Con medios y confianza para poder hacer lo que hago, sin convulsiones internas que me hagan dudar si voy bien o mal. Disfruto mucho de que tengo confianza en mi y lo que hago. Se que tengo que ir para lo que es mi adelante.

Max dixit

*Un color: Turquesa.

*Una palabra: Acariciar.

*Una creencia: Los demás.

*Un miedo: No poder ver.

*Una mentira: El negocio.

*Una verdad: El oficio.

*Una persona: María, mi mujer.

*Un objetivo: Vincular.

*Un misterio: Los demás.

*Un amor: Mis hijos.

*Un artista: Claudio Caldini.

*Un museo: El Museo del Prado (Madrid)

*Una fantasía: Ser rockero.

*Una promesa: Cambiar.

Domitila
Ale caso

Fotografía. Maia Croizet

Dirección de Arte. Ale Caso

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − seis =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>