Martín de Pasquale: el transformador

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Martín de Pasquale: el transformador.

entrevista_martin de pasquale3

El 67 me dejó en Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Caminé unas cuatro cuadras por la calle Uruguay hasta encontrar una casa blanca con ventanas grandes y una puerta angosta. Después de tocar el timbre apareció un chico de 26 años, altísimo y flaco, con sonrisa de oreja a oreja pidiéndome que espere, que estaba saliendo a comprar el desayuno para todos. Si no fuera por los medios, jamás sabrías que Martín de Pasquale es reconocido en todo el mundo. A él le gusta llamarse creativo y se lo conoce porque es un genio alterando imágenes digitalmente y muestra cómo hacerlo en tutoriales en YouTube. Además, próximamente dará una charla TED en México y tiene una novia rusa que vive en Roma.

Martín es hijo de una familia de cinco de orígenes italiano, integrada por sus padres, sus dos hermanos (de 24, estudiante de arquitectura y 22 años) y él. Toda su vida vivió con ellos hasta hace solo unos meses que decidió mudarse solo. “Todo lo que soy está acá en mi casa. Cuando era chiquito me interesaba la pintura. De chico pintaba solo porque mis hermanos no pintan. Después me compré una cámara y arranqué a sacar fotos. Digamos que pase de un formato analógico a uno digital pero las cosas que hago siguen siendo las mismas”, dice.

Durante el secundario, Martín hizo la carrera de Publicidad en la Escuela Técnica Raggio y a los 18 años tuvo su primer trabajo en la gráfica del papá de un amigo. Arrancó la carrera de Diseño Gráfico en la UBA pero la tuvo que dejar el año pasado por falta de tiempo. Actualmente, trabaja en una agencia de publicidad y manteniendo vivo este costado creativo más conocido. En su tiempo fuera de la agencia también hizo trabajos para Honda de Corea y la Unión Europea. En la Argentina, uno de sus clientes es Greenpeace. También está con proyectos junto a diario Clarín y radio Metro.

¿Tu familia siempre te apoyó para que siguieras este camino?

Yo soy medio volátil y mi vieja siempre me cagó a pedos por eso. No aguanto más de un año en un laburo. Tengo 26 y pasé por siete u ocho trabajos. Siento que todo cumple un ciclo y que al estar cambiando de un lugar a otro crecés muchísimo y conocés gente nueva todo el tiempo. El crecimiento es tanto personal como profesional.

➤ ¿Cuándo te hiciste conocido masivamente?

Cuando empecé a subir mis cosas a Facebook. Sacaba fotos y como no me gustaba que quedaran clásicas, convencionales, las intervenía. La gente me empezó a descubrirme, salió una publicación mía en 9GAG (un sitio web estadounidense conocido por sus memes) y a los medios masivos sin escalas. Se fue dando todo muy rápido y sin poder frenarlo.

➤ ¿Por qué decís que no te gustan las imágenes convencionales?

Siempre necesito agregarles algo más. Necesito que una imagen me pueda transmitir algo aunque el mensaje no necesariamente sea muy claro.

entrevista_martindepasquale2

Mientras charlamos, tomamos jugo y comemos el budín que nos compró para desayunar, se mueve mucho y putea porque no para de sonar el teléfono. Primero suena una llamada vinculada a una campaña política. La segunda llamada es la mamá a la que le pide que no lo interrumpa porque está haciendo una nota. Sus relatos sobre su carrera y su vida, parecen ser marcados por un golpe de suerte aparte de su esfuerzo y talento. Su risa caricaturesca es contagiosa y sus rulos largos se agitan para todos lados cada vez que se expresa demasiado.

➤ ¿Qué te inspira?

Leo mucho, me gusta mucho ir a muestras y a museos. Trato de vincular todo lo que veo y tengo facilidad para plasmar mis ideas que anoto en un cuadernito para no olvidarlas.

➤ ¿De dónde recibís tus influencias?

De todo el mundo. De todo lo que me gusta ver, todo lo que tiene un contenido que trasciende el dibujo o la foto en sí me inspira y me encanta. La técnica la puede manejar cualquiera. La clave está en encontrar un medio para transmitir una idea y no quedarse en lo básico del dibujo o la creación que fuera.

➤ ¿Te interesaría trabajar con una galería?

Hoy no. No me considero un artista. Soy un diseñador grafico que hace cosas.

➤ ¿Por qué no te considerás un artista?

No puedo definirme así. Ese título te lo da la gente, no uno mismo. No desmerezco lo que hago pero le quito el carácter de algo importante porque no me importa verlo así.

➤ ¿Y pensar que sos influencia para alguien más, te gusta?

Sí, eso sí me parece muy copado. Que la gente lo vea y me diga que le gusta y que les encantaría hacer algo como lo mío, es muy halagador.

➤ ¿No te molestaría si te copiaran?

Lo copian un montón y yo también subo muchos tutoriales para explicar cómo lo hago. Lo que si me molesta es cuando copian la imagen literal y la publican como propia, digamos, me gusta que se inspiren y que encuentren un concepto propio a partir de lo que yo hago.

➤ ¿Vos decís que no sos artista, ¿Qué es serlo?

Es que yo no puedo decir que soy artista. El que lo dice es el que mira tu obra y te dice que sos artista por un motivo. De todas maneras, la palabra artista es muy amplia. ¿Qué es artista? Un arquitecto puede ser un artista. Es un género el de ser artista. Tengo mal asociada la palabra. Me da a ese tipo de persona egocéntrica, que habla haciéndose el elevado. Me genera mucha desconfianza esa definición.

➤ ¿Si alguien te dice que lo que hacés es arte?

Ahí puede ser porque estás hablando de lo que hago y no me hablás a mí directamente. Me gusta más, me gusta que puedas comentar lo que quieras sobre lo que hago y llamarlo como quieras pero a mi como artista, no.

➤ ¿Qué es arte?

Es todo lo que puede comunicar algo y que tiene una carga de belleza. Tiene que tener una llegada y una lógica. No entiendo el fin de las pinturas demasiado abstractas o figuras sin mensaje.

Como ya dijimos y como cuenta nuestro entrevistado, Martín es conocido en todo el mundo. Esto le trajo éxito en el ámbito profesional –en junio dará una charla TED sobre los avances en el arte digital–, sino en el amor, como se dice. La historia es la siguiente: Unos meses atrás, un diario italiano hizo una publicación sobre su trabajo y una chica rusa viviendo en Roma decidió contactarlo para comentarle cuánto le gustaba. Fue así como comenzó un romance a larga distancia con idas y vueltas a Buenos Aires y Roma.

➤ ¿Te gusta exponer “offline”?

Lo hago muchas veces por buena onda y porque conozco a quienes se encargan de las muestras. Yo ya expongo cuando subo y comparto todo. Me parece la forma más natural de hacerlo.

➤ ¿Te importa tener un estilo único?

Si está buenísimo el típico comentario: “Es muy de Martín”. Te hace despegarte del resto. Nunca me tuve que detener a pensar demasiado una manera para poder destacarme. Eso quita competencia y permite que te busquen más para trabajar.

➤ ¿El feedback de la gente te importa?

Si no hablan de boludeces, sí. La clave está en no molestarte cuando a la gente no le gusta. A las personas que no les gusta lo que hacés, nunca les va a gustar y siempre va a haber, aunque sean un puñado, otros que piensen que tu trabajo está buenísimo y eso es lo que te tiene que motivar. Me gusta cuando las críticas, sean malas o buenas, tienen un contenido y una justificación.

➤ ¿Qué consejo te hubieras dado a vos mismo antes de empezar?

Ninguno. Fui resolviendo todo por mi cuenta y ahora cuando me veo atrapado me mando por otro lado. Veo todo como experiencias buenas y provechosas, de todo se puede exprimir algo.

Fotos. Maia Croizet.

Fede Kane

Dirección de arte. Fede Kane.

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Comentarios (1)

  1. Alejandra dice:

    Tincho Felicitaciones!!! Aparte de una gran persona realizas trabajos excelentes e inspiracionales!!! :)

Responder a Alejandra Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 + 14 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>