Mane Zorraquín: La niña eterna

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Mane Zorraquín: La niña eterna.

Entrevista_Mane Zorrraquin

A todos los artistas les pedimos que traigan ropa para las fotos. Ella nos había dicho que no tenía mucho de lo que le pedíamos. Sin embargo, a las diez de la mañana y con 30 grados, Magdalena –o Mane– Zorraquín llegó a donde la habíamos citado –una casona en Belgrano– con una valija llena de ropa. Sí, una valija llena. Nos acomodamos, y con cierta timidez y con una risa que refuerza lo que dice después, empezó: “A mi infancia la amo, la amé. Por eso soy tan melancólica. Suelo pensar que ese tiempo fue mejor, pero no, lo que viene también es lindo”, dice la artista.

➤ ¿Y el presente?

Es a veces un desafío porque el pasado es un lugar muy cómodo para mi. Todos los días me levanto e intento poner todas las intenciones en el hoy. En realidad, se trata de despegarse del pasado. De crecer y aprender que las cosas ya no son como antes. Me cuesta. Por eso algunos de mis cuadros son aniñados. Tengo cierta resistencia a crecer.

➤ ¿Por temor?

Sí, claro, por temor. Por no saber qué es lo que va a pasar. Además tengo una familia tan linda (N. de la R.: Compuesta por su padre, madre y dos hermanas mujeres)… Todos se ponen grandes y me cuesta verlo.

¿Con tu novio cómo es la relación?

Con Nicolás estamos hace casi dos años (sonríe). Él es todo. Es mi mejor espejo y me ayuda muchísimo en mi carrera como artista. Siempre le pido opinión aunque su trabajo no tenga nada que ver (Nicolás es economista). Me ayuda mucho en todo lo que es la parte comercial. Me gusta cuando opina porque yo estoy muy ensimismada y él me otorga mayor perspectiva. Tiene un ojo crítico.

2_entrevista_Mane Zorraquin

➤ ¿Cuándo decidiste dedicarte al arte?

Se fue dando. Fue muy loco el momento en el que me entregué por completo. A fines de 2012, principios de 2013, me di cuenta de que realmente quería hacer esto y el universo lo escuchó. Empecé a tomarlo como un trabajo y no sólo como mi vocación.

➤ ¿Cómo definís tu estilo?

Yo pinto lo que me conmueve. Quizás a la gente le guste porque puede captar ese mensaje. Termino el cuadro y él sigue hablando. Lo que hago en general tiene dos partes: una que es la mancha, la que hago primero. Es la parte visceral e inconsciente. Después, aparece lo que sí quiero pintar. Casi siempre son mujeres porque a mí me divierte crear cierta complicidad. Siempre me preguntan si soy yo y no lo sé. Puedo ser yo como puede ser cualquiera. De todas maneras, yo soy la imagen que más conozco, por eso quizás me resulta tan fácil hacer una figura que se parezca mucho a mi.

➤ ¿Tenes algún momento del día en el que sientas que la necesidad para crear crece?

Sí y no. Mi inspiración aparece creando. Aunque no tenga demasiadas ganas, siempre intento sentarme a pintar. Ahí es cuando la energía trasciende y me inspiro. Empiezo y el cuadro me pide los colores. Se genera algo buenísimo.

➤ ¿Te cansás?

Del arte no. Me encanta hacer chucherías para reemplazar el tiempo cuando estoy muy abrumada de pintar. Nunca dejo el arte de lado pero me gusta ir cambiando para no aburrirme. Juego con muchos elementos para hacerlo más dinámico.

También das clases. ¿Qué es lo mas satisfactorio de enseñar?

Me gusta pensarme como un instrumento aunque realmente todo es del otro. Eso me gusta y me gusta lo feliz que es la gente en el taller.

Debe ser muy liberador…

¡Sí! Los horarios son de cinco a siete para los que vienen del colegio y de siete a nueve son los que vienen de trabajar. Llegar del trabajo y tener un espacio en el que podés hacer lo que te gusta, hacer algo que es especialmente para vos, es lo más. Son personas que en general están todo el día cumpliendo con cosas que no les pertenecen y tener un espacio propio para disfrutar es buenísimo.

Volvamos a tu arte. ¿Te importa el feedback que recibís?

Me gusta mucho lo que hago. Lo que no me gusta cómo quedó lo repinto y vuelvo a empezar. Como artista soy segura y confío en mi obra, por eso el feedback no me importa demasiado. En mi vida diaria quizás me importa más el qué dirán pero en mi obra no me importa nada, soy muy segura. En la diaria no, es rarísimo. Si bien lo que creo habla de mí, me molesta más que hablen mal de mí como persona que de mis cuadros.

¿Qué momento te hizo mas feliz durante tu carrera?

Como hito tengo mi primera muestra individual en una galería. Eso fue en diciembre de 2013. Me contactaron de la galería Imada y me propusieron hacer la muestra. Fue súper importante para mí. Todos necesitamos un poco de reconocimiento… Otro momento fue cuando podría ser mi primer cuadro (2005). Lo tengo presente y lo sigo teniendo. Primero hice una mancha. Después de esa mancha apareció la primera mujer en carbonilla. Lo tengo en mi taller, lo veo todos los días y lo re quiero.

¿Es un recordatorio de quien sos?

Sí, totalmente. Es un símbolo que representa mis inicios y todo el camino que vengo recorriendo desde que arranqué.

Mane Dixit

✱ UN DIA COMÚN: me levanto, desayuno, camino al taller y pinto. Siempre almuerzo con mi familia. Después vienen mis alumnos, termino a las 21:30. Más tarde lo veo a Nicolás. Amo el momento del desayuno.

✱ UN DIA EXTRAORDINARIO: el que salgo de la ciudad.

✱ UN SUEÑO CUMPLIDO: hacer lo que hago.

✱ UN SUEÑO POR CUMPLIR: estar en alguna galería con renombre.

✱ UN MIEDO: le temo a la muerte y a lo desconocido.

✱ MAYOR FORTALEZA: la pasión que le pongo a las cosas, el amor que le tengo a las cosas.

✱ MAYOR DEBILIDAD: mi pereza, tener fiaca para hacer las cosas, me gustaría que eso no existiera.

 UN DESAFIO: terminar de liberarme de las ataduras que me condicionan o me limitan.

✱ UN COLOR: azul.

✱ UNA PALABRA: perdón.

✱ UNA CREENCIA: mi intuición.

✱ UNA MENTIRA: cuando no soy yo misma pensando en agradar a los demás.

✱ UNA VERDAD: mis cuadros, eso es lo más verdadero que tengo.

✱ UN ARTISTA: Eduardo Hoffman.

✱ UNA PROMESA: trato de poner intenciones en el día. No sé, me levanto y me digo a mí misma que tengo que ser feliz.

✱ ALGUNA FRASE: lo que crees lo creas, así que hay que tratar de pensar cosas positivas.

Domitila
Mica colace
Ale caso

Fotografía. Mica Colace.

Dirección de arte. Ale Caso.

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − seis =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>