Luisa Freixas: La de tres personalidades

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Luisa Freixas: La de tres personalidades.

Ella es de esas personas que al verlas, su espíritu y su look gritan que es artista. Nos recibió en su estudio que, en realidad, es una baulera en la terraza de un edificio de Recoleta. Es un espacio lleno de colores y papeles colgados por todos lados. Es que Luisa es una genia de la xilografía, una técnica que se trata de imprimir figuras a través del uso de placas de madera. Ella está enamorada de la naturaleza, de sus hijos, de su marido y, sobretodo, del arte. ¡Conocela!

Luisa Freixas

Tengo tres personalidades. La de artista, la de mamá y la de mujer. Soy artista cuando estoy en el taller y tengo un horario de trabajo de 13.00hs a 17.00 hs. Soy mamá porque me encanta estar con mis hijos, jugar, ir a la plaza. Me inspiran y trato de sacarles todo lo que puedo. Los copio muchísimo. Cuando soy mujer, estoy con mi marido. Me gusta salir a bailar e ir a restaurantes. Dejo mi taller, acuesto a mis hijos y me voy de joda. Necesito las tres cosas para ser persona.

Creo que vivo una eterna infancia. Trato de sorprenderme siempre como mis hijos: ver cuando la luna está llena, cuando sale el arcoiris y cuando empiezan las estaciones. Trato que los sentidos estén siempre alerta.

En un principio estudiaba cine pero nunca llegué a engancharme. Me di cuenta de que todo giraba en torno a un trabajo grupal. Me aburría. Quería hacer todo sola. Empecé a estudiar bellas artes y descubrí que era lo que más me gustaba a los 20 años. Leía las biografías de Pablo Picasso que decían que descubrió su vocación a los 12 y yo pensaba: “¡Todo el tiempo que perdí!” Me agarró una obsesión por recuperar el tiempo perdido. Cuando me obsesioné me di cuenta de que si practicaba, me salía mejor. De la carrera de Bellas Artes me echaron porque no daba las teóricas. No quería perder tiempo estudiando cuando lo podía destinar a pintar.

Mi maestro, Jorge Demirjián. Él me enseñó que el arte es trabajar y estar concentrado. No es otra cosa más que eso. Laburé un montón para ser quien soy.

Triptico

Hace quince años que pinto. Si no pinto, no puedo ser una buena madre ni salir con mi marido. El día que no pinto tengo mal humor; vuelcan el Nesquik y no lo voy a poder limpiar cantando.

Me identifico con mis obras. Cuando me enteré de que estaba embarazada de una mujer estaba haciendo una serie de plantas. A mi hija le puse Flora. Todo se vincula con todo. Me siento muy representada con lo que hago. Hasta me visto como pinto.

Hubo un cambio en mí cuando fui mamá. Me llenaron la vida. Con cada hijo traté de empezar una serie nueva. Nació Quinto, dejé de pintar bares y empecé a hacer juguetes. Nació Rosa y empecé a hacer animales y con Flora, plantas. Cada hijo me trajo una nueva imagen.

Yo le digo a los chicos que tengo cuatro hijos: Quinto, Flora, Rosa y la pintura.

En veinte años me gustaría ser una re-artista. Van a ser 35 años de trabajo. Me encantaría tener un gran taller, ser más reconocida por lo que hago y estar trabajando sin parar. Me encantaría tener una exposición por año fija.

Trato de ser genuina con lo pienso y con lo que hago. Esa es una fortaleza. Trato de no decir cosas que después no voy a hacer y trato vivir la vida de la forma más feliz posible. Ver alguien feliz, es ver a alguien fuerte.

Luisa Freixas

Freixas dixit

*Un color: El amarillo, me hace acordar a Matisse.

*Una palabra: Arte. Como dice Marta Minujin “arte, arte, arte, arte para liberarte”.

*En qué creés: En mi familia. Fer y mis tres hijos.

*Una verdad: La naturaleza. Todo está ahí.

*Una mentira: El consumo como forma de vida.

*Un lugar: La selva.

*Un objetivo: Pintar hasta el día que me muera.

*Un sueño anhelado: Viajar. Poder descubrir más el mundo.

*Un sueño cumplido: Fer es mi cumplidor de sueños, siempre lo digo. Desde con los viajes hasta un par de botas. Él se encarga de cumplirme los sueños.

*Un misterio: El futuro. Me puede pasar cualquier cosa menos dejar de pintar.

*Un amor del arte: Henri Matisse. Desde que lo conocí nunca cambié de opinión.

* El amor de tu vida: Fer. Me gusta creer en el amor eterno.

Domitila
Ale caso

Fotografía. Maia Croizet

Dirección de Arte. Ale Caso

Autor: Mariano Carrizo
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once − cinco =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>