Diego Bianchi: el encantador

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Diego Bianchi: el encantador

Hay algo de indescifrable en este artista, quien se define tímido y habla despacio, pero responde con fuerza; que expone en museos, pero rompe con todas las convenciones.

El perfil astrológico grita “Acuario”, aunque ese “es sólo su ascendente”, nos dice. Su signo solar, Virgo. Y eso se ve, dice también: “Necesito generar un gran caos para trabajar, una situación casi desbordada, fuera de control. Y entonces ahí aparece mi Virgo a hacer conexiones, a generar vínculos, órdenes, armonías circunstanciales”, explica.

¿Cuál es, entonces, el verdadero?

Diego Bianchi es tan ecléctico, que al menos, en Distrito Arte encontramos 7 maneras diferentes de definirlo. Acá van a ver por qué.

El introvertido. “Soy más bien tímido. Pero con el tiempo descubrí que la práctica artística me otorgaba esa sensación de libertad.

El arte me permite otorgar mayor espacio de pensamiento alrededor de las cosas, mayor libertad en el accionar, en el rever la realidad. Inclusive llegando a puntos incómodos para mí mismo y para el que lo ve también.

El valiente. Desde que comencé a trabajar me di cuenta que las situaciones que más miedo, exposición, vergüenza y hasta asco me generaban, eran las que más tenía que ir a encontrar. Enfrentar esas situaciones generaba algo potente en el trabajo, porque también generaba un descubrimiento de situaciones y le daba más fuerza a la obra. Yo mismo me doy cuenta que cuando algo está resultando atractivo es verdadero para mí.

El observador. Me siento muy afín a la observación. Soy una persona que vive muy atenta al lugar en que vivimos. Todo el tiempo estoy preocupándome y viendo cómo van las cosas, cómo son los cambios a lo largo de la vida: las salidas, el consumo, la política.

Así, en mis obras, me interesa que la situación de observar sea una situación activa también. Entonces, trato de activar el cuerpo del espectador de alguna forma.

El creativo. Me gusta ir construyendo la obra de a poquito, como si fuera un castillo de naipes. Pero siempre avanzar. No suelo dar marcha atrás, sino que a aquellas situaciones que voy generando, aunque me cueste, las voy trabajando y readaptando. No hay un espacio de enmendar en mi proceso, sino de seguir. Es como una construcción por capas.

El no-a-las-reglas. Si puedo manipular situaciones que son incómodas y atractivas al mismo tiempo, me siento bien. No voy hacia algo que es el horror o la belleza directa. No le encuentro sentido a eso. Encuentro sentido cuando esas dos cosas se entrecruzan y entonces generan una rispidez, tensión o una rareza en el que las observa, y en mí mismo.

El sí-a-las-reglas. Juego el juego del arte contemporáneo. Y a medida que las conozco y descubro más, más me interesan, y más me sirven las reglas que el arte impone como herramientas de trabajo.

El surrealista. Lo performático fue entrando de a poco en mi trabajo. No desde el lado de la “actuación”, sino como la presencia humana en relación a objetos inanimados u objetos de arte. Tiene que ver con plantear: qué pasa cuando una escultura está al lado de una persona que está haciendo una actividad de hipertensión real, no actuada, sino de presencia solamente.

Diego Bianchi hace esculturas e instalaciones. Sus obras son pictóricas, pero también performáticas. La última de ellas, “El presente está encantador”, está actualmente expuesta en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y combina residuos, espejos, envases usados, con obras de arte que forman parte del patrimonio del museo, y que posan junto a cantidades de maniquíes diseccionados.

La regla. La ruptura. La exposición. La introversión. Lo material. Lo humano. ¿Cuál de todos los aspectos habla del verdadero Diego Bianchi?

Video. Juan Irigoyen

Autor: Clara Gómez Carrillo
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 + seis =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>