Detrás del lente: Gaby Messina

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookEmail to someone

Detrás del lente: Gaby Messina

1,2,3 ¡Wisky! De esas personas dudo que sea Gaby Messina, una fotógrafa que saber retratar a los personajes que tiene enfrente.

Gaby MessinaWEB_o (1)

De la provincia de Buenos Aires, su vida transcurrió en San Isidro: colegio tradicional de monjas, familia tradicional de profesionales, pero ella siempre fue un poco diferente. Cuando tocó el momento de elegir una carrera, los padres la llevaron a hacer orientación vocacional, y luego de unos dos meses de trabajo, la psicóloga dio su veredicto: “a Gaby le puede ir bien en carreras que tuvieran una relación o contacto con la gente”, dijo el profesional y no le erró. “Me costó mucho encontrar mi profesión, no fue nada fácil e incluso creo que sigo con la búsqueda. No sé a dónde voy, pero en ese punto no se equivocó: me encanta la gente y si no la conozco, más”, cuenta Gaby.

Ella viene “del palo de la publicidad”, y luego de trabajar por 11 años en agencias, decidió lanzarse a la aventura de gatillar y mostrar otras cosas. “Me parece que la fotografía es una herramienta y una disciplina que me ayudó a volverme más abierta. Trato de estar atenta, conectada con lo que me pasa a mi alrededor, con las señales, sensaciones escuchar mi cuerpo e ir olfateando un poco para donde va mi trabajo. Como me atrae la gente y su entorno, soy bastante curiosa, me gusta saber cómo viven, quizás es también una manera de buscar fórmulas de felicidad”.

23 tita_o

DA: ¿Cuál es el momento que más disfrutas en el proceso de tu trabajo?

GM: En mi trabajo lo más lindo es el momento del shooting, donde soy consciente de que tengo la imagen fotográfica o audiovisual. Es cuando me doy cuenta que la toma está buena, que es la que sirve, ahí digo “wow”, es como una especie de orgasmo sensorial. Tiene que ver con lo que siento, lo que veo, lo que escucho, lo que que capturé.

DA: ¿Cuándo empezaste este viaje como Gaby Messina?

GM: Yo me reconocí como artista recién a mis 30 años, con mi primera muestra que hice, titulada “Grandes Mujeres”. Fue una locura lo que pasó: yo estaba exponiendo en la fotogalería del San Martín, cuando me empezaron a levantar de todos los medios y yo no había hecho nada. Funcionó mostrar la vejez con mucho color, donde disfruté mucho cada momento del proceso y la experiencia de expresarme pura y libremente como es el arte.

DA: ¿En “Grandes Mujeres” fue tu quiebre?

GM: Con esa muestra empecé a ser consciente de que había descubierto otra manera de utilizar la fotografía y de expresarme que antes no había conocido, antes era un trabajo y ahora es como un juego. Me encanta jugar y creo que a todos los artistas les pasa.

Retratos de maestros

DA: ¿Por qué “Maestros?

GM: A los grandes artistas siempre se los llama “maestros” y yo creo que todas las personas que han vivido largos años de vida y tienen adquirida cierta sabiduría, es bueno escucharlas. Maestros es como una especie de “eslabón” que continúo a partir de Grandes Mujeres, donde solo tengo el retrato fotográfico. Ahora con esta serie, estoy escuchando a las personas que han tenido un recorrido en el arte y tienen esa inquietud emocional que me gusta.

DeliaCancela-GabyMessinaBAJA_o

Gaby lleva unos 4 años de fotografía, charla y de captar el momento, ese momento de cada uno de los artistas que aparecen en “Maestros”. Más de 100 artistas posaron para su cámara y de los cuales ella, aprendió sobre las herramientas y materiales que utilizan, sobre el oficio de las artes visuales en Argentina, la comercialización y las posibilidades económicas. Ya tiene registrados 97 retratos y quiere llegar al menos a 102 y cortar. “Lo importante es esta inquietud que tengo y las experiencias que estoy viviendo al encontrarme con toda esta gente maravillosa. La conclusión que llegan todos los artistas es que no hay ningún misterio en el proceso creativo, solo hay que estar atentos y jugar”, cuenta Messina.

DA: ¿Alguna anécdota?

GM: Cuando arranqué, al año tenía unos 20 retratos y eran de los artistas que vivían en Buenos Aires. Me acuerdo que a un grupo de amigas les dije “hasta con Le Parc en París no paro”, era como un sueño lejano. Un tiempo después, estaba enfrente a él, sentada, los dos solos en una situación muy linda e íntima, en su mega estudio en Paris y no podía creerlo. No solo no paré ahí con él, sino que seguí diferentes lugares.

Autor: Magdalena Ehul
Tags

Post similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

8 − cinco =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>